Trump crea una comisión para investigar el supuesto fraude electoral

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, firmó una orden ejecutiva para crear una comisión asesora sobre la “integridad” del sistema electoral, que investigará, entre otras cosas, sus denuncias sobre el supuesto fraude cometido en los comicios del pasado noviembre.

La comisión estará encabezada por el vicepresidente estadounidense, Mike Pence, y espera presentar su informe con conclusiones durante 2018, según detalló al comienzo de su rueda de prensa diaria la portavoz adjunta de la Casa Blanca, Sarah Sanders.

No hubo ningún acto formal de la firma de la orden, cuyo texto fue divulgado por la Casa Blanca.

Después Trump publicó una fotografía en su cuenta de Twitter en la que se le ve firmando la orden en el Despacho Oval acompañado de Pence.

Tras imponerse en los comicios presidenciales de noviembre pasado frente a su rival demócrata, Hillary Clinton, Trump denunció en varias ocasiones que hubo fraude electoral.

Trump ganó a Clinton en el sistema del colegio electoral por 304 votos frente a 232, pero la demócrata logró cerca de tres millones de votos populares más que el ahora presidente.

El mandatario llegó a decir en enero que en las elecciones de noviembre votaron de 3 a 5 millones de inmigrantes indocumentados, razón por la que, a su juicio, la ex secretaria de Estado ganó en voto popular.

“Pediré una investigación importante sobre FRAUDE ELECTORAL, incluidos los registrados para votar en dos estados, los que son ilegales e incluso, los registrados para votar que están muertos (y muchos por un largo tiempo). Resultados, vamos a fortalecer los procedimientos de votación”, escribió entonces el presidente en su cuenta de Twitter.

Pero ni Trump ni la Casa Blanca han ofrecido hasta ahora ninguna evidencia para respaldar esas afirmaciones ni las denuncias de un supuesto fraude electoral, que los expertos consideran completamente infundadas.

Junto a Pence al frente de la comisión recién creada estará como vicepresidente el republicano Kris Kobach, secretario de Estado de Kansas y partidario de leyes más estrictas para la identificación de los votantes.

Acompañarán a Pence y Kobach, la secretaria de Estado de Indiana, la republicana Connie Lawson; el secretario de Estado de Nuevo Hampshire, el demócrata Bill Gardner; el secretario de Estado de Maine, el demócrata Matthew Dunlap; el exsecretario de Estado republicano de Ohio Ken Blackwell; y Christy McCormick, miembro de la Comisión de Asistencia Electoral nominada por el expresidente Barack Obama.

“El presidente está comprometido con una revisión exhaustiva de las cuestiones relacionadas con el registro y el voto en las elecciones federales”, explicó Sanders en su rueda de prensa.

Por ello, la comisión “bipartidista” establecida con la orden de hoy “revisará las políticas y prácticas que mejoran o socavan la confianza del pueblo estadounidense en la integridad de las elecciones federales”, para después presentar un informe sobre las “vulnerabilidades del sistema que conducen a inscripciones y votaciones inapropiadas”, agregó la portavoz.

La orden menciona entre esas “vulnerabilidades” el “registro inapropiado de votantes”, que ocurre cuando alguien se inscribe en una jurisdicción en la que no tiene derecho al sufragio, y la “votación fraudulenta”, cuando se emite el voto con conocimiento de que es “ilegal”.

Los principales líderes demócratas reaccionaron con recelo a la creación de la comisión para proteger la “integridad” del sistemaelectoral.

Según la líder de la minoría demócrata en la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, “una y otra vez” las denuncias de fraudeelectoral “se han utilizado como pretexto para privar de derechos a las familias trabajadoras” y a comunidades como la afroamericana o la hispana.

“Si el presidente Trump no puede creer que la mayoría de los estadounidenses votó en su contra, debería revisar su propia conducta en lugar de tratar de robar el voto a millones de ciudadanos”, advirtió la congresista.

En la misma línea, para el presidente del Comité Nacional Demócrata (DNC), Tom Pérez, la comisión “no es más que una máquina de propaganda patrocinada por Trump para justificar los esfuerzos” del Partido Republicano para restringir el derecho al voto.

También se pronunció al respecto el senador y ex aspirante a la candidatura presidencial demócrata Bernie Sanders, para quienTrump y los republicanos “están trabajando horas extra tratando de hacer más difícil” para los pobres, negros e hispanos ejercer su derecho al voto.

Leave a Reply

Notificar de
avatar
francisco
Invitado

Para el social-comunismo,en todos las partes del mundo los demócratas son siempre ellos¡

wpDiscuz