La Casa Blanca desmiente otra noticia falsa: ‘La Guardia Nacional no deportará ilegales’

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, responde a los periodistas

El portavoz de la Casa Blanca, Sean Spicer, ha asegurado que es totalmente “falso” que el Gobierno del presidente de EEUU esté considerando utilizar la Guardia Nacional para detener y deportar a inmigrantes indocumentados.

“No es verdad en un cien por cien. Es falso. Es irresponsable que se diga eso“, ha declarado Spicer en el Air Force One, que traslada este viernes a Trump a Carolina del Sur para un evento en una fábrica de Boeing y posteriormente al club de playa de Mar-a-Lago, en Florida.

Spicer ha negado así una información de la agencia Associated Press que aseguraba que el Departamento de Seguridad Nacional (DHS) había propuesto en un borrador el despliegue de 100.000 efectivos de la Guardia Nacional (una fuerza militar movilizada en situaciones de emergencia y coordinada por los estados) para detener masivamente a indocumentados.

“No hay ningún esfuerzo en marcha para acorralar utilizando a la Guardia Nacional, para acorralar a inmigrantes”, ha asegurado Spicer, quien ha añadido que el documento en el que se basa la información no está originado en la Casa Blanca.

Sin embargo, el portavoz no ha negado categóricamente que esa posibilidad hubiese formado parte de las discusiones o propuestas para acelerar las deportaciones de indocumentados en algún momento.

Esta es la ‘fake new’

El uso de la Guardia Nacional, pensada para once estados, según el borrador, iniciaría una militarización sin precedentes de la política migratoria, que se encargan de hacer cumplir autoridades federales dependientes del DHS.

Durante la campaña electoral del pasado año, Trump prometió deportar a los 11 millones de indocumentados que se cree que viven en el país, aunque posteriormente, tras su victoria en los comicios del noviembre, situó ese número en entre los dos o tres millones. Obama, apodado por los mexicanos como ‘el deportador’, expulsó durante toda su legislatura a dos millones de ilegales, batiendo todos los récords.

En su primer mes en el poder, Trump ha firmado una orden ejecutiva para reforzar a las agencias encargadas de la seguridad fronteriza y de la detención de indocumentados para que se procese y acelere la deportación de personas con antecedentes.

Trump también ha firmado un decreto para forzar a los departamentos de Policía de localidades estadounidenses a revisar el estatus migratorio de sus residentes y colaborar con las autoridades federales, algo que ha levantado la oposición de los alcaldes de las principales ciudades del país.

Asimismo, el DHS ha incrementado las redadas organizadas por la Oficina de Inmigración y Aduanas contra indocumentados en todo el país, lo que ha elevado las preocupaciones de las organizaciones pro-inmigrantes.

Comenta

Notificar de
avatar

Don Verdad
Invitado
Don Verdad
19 Febrero, 2017 1:02 am

Cual es el interés de las organizaciones pro ilegales. Evidentemente fines no legales y que deben ser combatidos. Ese es el primer problema. Detener y encarcelar a todos los cabecillas de estas organizaciones que están fuera de la ley. Son organizaciones que obtienen dinero del trabajo negro (que esclaviza al trabajador y envilece al empresario), de colaborar con narcotraficantes y con otros criminales. No se debe cerrar los ojos a este problema, pues no lo hacen por amor, sino por dinero y contra su nación y las leyes. Persecución total a todas estas organizaciones y que no puedan ser legales.

wpDiscuz