Las claves del AHCA, la reforma sanitaria de Trump

El presidente de EEUU, Donald Trump

Tras su aprobación por la Cámara de Representantes, ¿Qué tramites tiene aún que pasar la ley? ¿Cuáles son los principales cambios de la normativa en comparación con el ObamaCare?

La Cámara de Representantes de EEUU ha dado el primer paso para desmantelar el Obamacare. Con una votación muy ajustada, Trump ha pasado el primer trámite para sacar adelante su Ley Estadounidense del Cuidado de la Salud .

Ahora el proyecto pasará al Senado, donde el presidente Trump tiene muy complicada su aprobación. Allí, la mayoría republicana es más ajustada que en el Congreso y hay varias facciones incluso dentro de su partido que se oponen a la derogación del Obamacare.

¿Quienes? Concretamente los más moderados, para quienes bastaría únicamente con ajustar algunos puntos de la ley de Obama. La ley sanitaria de Trump tampoco gusta a los más radicales, el sector conocido como Freedom Caucus, que aboga por el desmantelamiento completo
del Obamacare.

Entre ambos extremos aparece este proyecto de ley.

La contrarreforma de Trump ha sido muy criticada por los medios progresistas que le acusan de querer dejar sin cobertura sanitaria a 20 millones de estadounidenses y que desprotegerá a las clases bajas.

Afirman que derogar el Obamacare implicaría cortar de raíz la financiación del Medicaid -un seguro público para los más desfavorecidos-, y que finiquitaría la cobertura de algunos gastos esenciales, como el de la maternidad o los servicios de urgencia.

Pero, ¿qué novedades introduce la ley AHCA? El proyecto republicano pondrá coto al Medicaid y sustituirá al modelo de seguros actual.

En su lugar proporciona un nuevo crédito fiscal destinado a ayudar a las personas a comprar seguros, aunque proporcionaría menos ayuda que el “Obamacare” a las personas con bajos ingresos.

El proyecto de ley abarata el coste de los seguros para las personas de más edad, y lo encarece moderadamente para los jóvenes, aunque les permite mantenerse en el plan familiar hasta los 26 años de edad.

Por último, elimina la obligatoriedad de que todos los ciudadanos posean un seguro -con el Obamacare si no lo hacían eran multados-, y prohíbe a las aseguradoras negar la cobertura a aquellas personas que presenten enfermedades preexistentes.

Contra Planned Parenthood

En cuanto al aborto, el proyecto legislativo erradica las subvenciones y ayudas al mayor proveedor de abortos del país durante al menos un año.

Hablamos de Planned Parenthood, a quien el presidente Trump le declaró la guerra nada más llegar a la Casa Blanca y que había sido hiperprotegida por Obama , gozando de grandes sumas de financiación y apoyo público, hasta el punto de convertirse en el gran patrocinador de la campaña de Hillary Clinton.

Leave a Reply

Notificar de
avatar
wpDiscuz