Trump asegura que armar a los rebeldes sirios era ‘peligroso’ y ‘derrochador’

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump

El programa de la CIA que ha fulminado Trump comenzó en 2013 y se erigió en una de las piezas centrales de la política del expresidente Barack Obama para derrocar al legítimo presidente sirio, a quien se consideraba principal óbice para el advenimiento de la paz en Oriente Medio

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha justificado esta noche en Twitter su decisión – adelantada por ‘The Washington Post’ – de suspender un programa de la CIA encaminado a armar y entrenar a los rebeldes sirios, acción que el republicano no ha dudado en motejar de peligrosa y derrochadora. En cualquier caso, también ha aprovechado para arremeter contra el periódico capitalino, al que acusa de inventar datos y de constituir un efectivo altavoz de noticias falsas.

‘El Amazon Washington Post se inventó los datos relativos a mi decisión de acabar con los pagos masivos, peligrosos y derrochadores a los rebeldes sirios que combaten a Al Assad’, ha asegurado Trump, quien ha admitido, de este modo, que tomó tal determinación, mas ha matizado que el periódico estadounidense la adornó con medias verdades y falacias.

El programa de la CIA que ha fulminado Trump comenzó en 2013 y se erigió en una de las piezas centrales de la política del expresidente Barack Obama para derrocar al legítimo presidente sirio, a quien se consideraba principal óbice para el advenimiento de la paz en Oriente Medio. Así, la principal agencia de inteligencia exterior norteamericana secundaba a grupos que, lejos de ser democráticos, mantienen estrechos vínculos con Al Nusra y llevan a cabo bárbaras prácticas extraordinariamente semejantes a las del Estado Islámico.

La decisión del presidente de Estados Unidos de dejar de armar a los rebeldes sirios fue motivada, de acuerdo con el Washington Post, por su afán de fomentar un mejor entendimiento con el Kremlin, que ha venido denunciando desde hace tiempo la verdadera y ominosa naturaleza de aquéllos.

La primera persona en admitir la suspensión del programa fue el general Raymond Thomas, comandante del Mando de Operaciones Especiales. Así, el pasado viernes aseguró que el programa afrontaba problemas y negó que su eliminación supusiese una claudicación ante Rusia.

Contra el ‘Washington Post’

El presidente de Estados Unidos también ha aprovechado para arremeter contra el ‘Washington Post’, que fue el periódico que desveló si decisión de suspender el programa de la CIA. De este modo, Trump ha acusado al medio de calumniarle a unos niveles similares a los de la CNN: ‘Muchas historias sobre mí en el Washington Post son falsas. Son tan malas como las cuotas de pantalla de la CNN’.

En esta misma línea, el republicano ha acusado al diario capitolino de ejercer presión sobre distintos políticos estadounidenses con objeto de que éstos no menoscaben el negocio de que hogaño goza Amazon, una multinacional a la que está vinculado: ‘¿Es una falsa noticia que el Washington Post está siendo usado como una arma lobista para impedir a los políticos investigar el monopolio impositivo de Amazon?’, se ha preguntado retóricamente.

Leave a Reply

Notificar de
avatar
wpDiscuz