Trump vuelve a defender la libertad religiosa como pilar de EEUU

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump

Asimismo, Trump se ha pronunciado respecto al fundamental rol que desempeña la familia en el estilo de vida americano

Tras años de ataques a la libertad religiosa y al derecho a la vida del no nacido por parte de la Administración de Barack Obama, el actual presidente de Estados Unidos, Donald Trump, se está afanando en construir un país respetuoso con los derechos individuales (incluidos los de aquéllos que aún están por nacer) y con su propio origen. Así lo ha manifestado, al menos, en una alocución pronunciada en el ‘Values Voters Summit; alocución en la que ha reflexionado sobre la necesidad de combatir el aborto, de proteger la institución familiar y de promover por todo el orbe la libertad religiosa.

Como ya se ha mencionado, una de las patas fundamentales del discurso Trump ha sido la libertad religiosa, un concepto al que ha dedicado ditirámbicas palabras: ‘La libertad religiosa es consagrada en la misma Primera Enmienda de la Declaración de Derechos’, ha asegurado el republicano, quien ha añadido que EEUU es ‘una nación nacida bajo el mandato divino’.

Asimismo, el presidente norteamericano se ha pronunciado respecto al fundamental rol que desempeña la familia en el estilo de vida americano. ‘Sabemos que la familia americana es la base del modo de la vida americana. El Gobierno no debe inmiscuirse en tu fe ni decirte cómo vivir, qué decir, o cómo rezar’, ha aseverado Trump marcando distancias con la demócrata Hillary Clinton, quien señaló en 2015 que ‘los Gobiernos deben emplear sus recursos coercitivos para redefinir los dogmas religiosos tradicionales’.

Siguiendo esta línea argumental, el republicano, ante un público entusiasmado, se ha manifestado reacio a que la burocracia se entrometa en ámbitos que corresponden a la familia y a las iglesias: ‘Los padres, no los burócratas, saben cómo educar a sus hijos. Sabemos que son la familia y las iglesias, y no los Gobiernos, las que conocen mejor el modo de construir comunidades fuertes de amor. En América no adoramos al Gobierno, adoramos a Dios’, ha sentenciado Trump.

Otrosí, el presidente no ha desaprovechado la oportunidad de referirse a la brutal persecución que padecen los cristianos – y cierto sector de los musulmanes y otras minorías religiosas – en Oriente Medio y África como consecuencia de las criminales acciones del Estado Islámico: ‘El ISIS ha masacrado sin compasión a cristianos inocentes y ha cometido viciosas matanzas contra otros musulmanes’.

Presume de sus políticas

Durante su alocución, Trump también se ha jactado de las medidas beneficiosas para la libertad religiosa y el derecho a la vida que hasta el momento ha adoptado. Entre ellas figura la reactivación, en los albores de su mandato, de la ‘Política Ciudad de México’, que prohíbe financiar con fondos públicos a aquellas organizaciones que perpetran abortos – o promueven esta práctica – en el extranjero.

En este sentido, el presidente estadounidense no ha desperdiciado la ocasión de mencionar la orden ejecutiva favorable a la libertad religiosa que promulgó allá por el mes de mayo. Una orden ejecutiva por la que se rebajaron los límites que hasta entonces habían constreñido la actividad política de organizaciones religiosas y por la que se permitió a éstas rechazar ese apartado del Obamacare que compelía a los empleadores a proporcionar a sus trabajadores seguros de salud con cobertura de anticonceptivos.

Trump también ha declamado un versículo del Evangelio según San Juan, ése que dice ‘la luz brilla en la oscuridad y la oscuridad jamás podrá apagarla’.

Leave a Reply

Notificar de
avatar
wpDiscuz