Bombarderos estadounidenses llevan a cabo nuevas maniobras en la península coreana

El líder supremo de Corea del Norte, Kim Jong-Un

Las aeronaves norteamericanas, que han penetrado en la Zona de Identificación de Defensa Aérea surcoreana a las 20:50 (hora local), han llevado a cabo una serie de ejercicios sobre el Mar de Japón

Ante la contumaz beligerancia del régimen estalinista de Corea del Norte, Estados Unidos sigue dando muestras de que no se andará con ambages en caso de que la situación requiera una respuesta contundente. De esta manera, dos bombarderos estratégicos B-1B han realizado maniobras en la península norcoreana; maniobras que han incluido simulacros de bombardeo sobre objetivos terrestres con dos cazas F-15 de las fuerzas aéreas surcoreanas.

Las aeronaves norteamericanas, que han penetrado en la Zona de Identificación de Defensa Aérea surcoreana a las 20:50 (hora local), han llevado a cabo una serie de ejercicios sobre el Mar de Japón y posteriormente se han dirigido hacia el Mar Amarillo (Mar del Oeste si seguimos la denominación que se le da en las dos Coreas), donde también han practicado unos simulacros cuyo evidente propósito es el de amedrentar a Corea del Norte.

El portavoz de Defensa norteamericano ha explicado que la maniobra ha sido un ‘ejercicio regular’ con motivaciones ‘disuasorias’. No en vano, el Pentágono ha enviado en varias ocasiones este año los B-1B en respuesta a los continuos test armamentísticos de Pyongyang, claramente ilegítimos desde el punto de vista del derecho internacional.

La visita que Trump medita

En un contexto en que las hostilidades entre Estados Unidos y Corea del Norte crecen y en que el intercambio de ofensas entre los líderes de ambos países se ha tornado en cuestión frecuente, el presidente norteamericano, Donald Trump, viajará el próximo mes de noviembre a Corea del Sur en visita oficial. Allí, además de mantener las preceptivas reuniones con políticos de Seúl, el republicano podría visitar la frontera que separa ambas Coreas, la denominada zona desmilitarizada.

Entre los posibles lugares a los que Trump medita desplazarse estarían la aldea de la tregua de Panmunjom y un puesto de observación militar, tal y como ha informado la agencia de información Yonhap. No obstante, existen discrepancias a este respecto en el seno de la Casa Blanca, pues una hipotética visita del presidente norteamericano a la frontera podría tensar la ya increíblemente tensa relación que une – o desune – a Estados Unidos y Corea del Norte.

La visita de Trump a Corea del Sur se producirá en el contexto de la gira oficial por Asia que está prevista para los albores del mes de noviembre (del 3 al 14). Durante el transcurso de la misma, el mandatario norteamericano viajará, además de Corea del Sur, a Japón, China, Vietnam y Filipinas.

Leave a Reply

Notificar de
avatar
wpDiscuz